Red velvet

Lo que se comía en los felices años 20

Los felices años 20, una NorteAmérica danzante, a ritmo de chin chin de copas de champagne, trompetas difundiendo notas de jazz, tacones y perlas. La vida pasaba rápida como el aleteo de una pestañas rizadas con rimmel negro, y el tiempo tenía que aprovecharse hasta el último segundo.

El champagne era protagonista absoluto, aunque en las fiestas que a decenas se celebraban abundaban combinados elegantes como el Mint Julep, el Old Fashioned o el Whisky Sour. Para comer se popularizaron los hors d’oeuvre, pequeñas raciones que los camareros pasaban en sus bandejas entre los invitados sudorosos, para que pudieran ir picando con facilidad, y sin mancharse ni detener la conversación o el baile.

Mini sándwiches de queso cremoso o de pavo y queso, canapés de salmón y huevo, bruschetta, Deviled Eggs, boles con caviar, cacahuetes salados, ensaladas o cóctel de gambas… La guinda, también la proporcionaban los pasteles, que vivieron un gran auge: el Carrot Cake, el Red Velvet, el Devil Cake o el Tiramisú.

Pero… ¿a que no sabéis qué famosa ensalada nació en Tijuana, en los años 20? Sí, la que te ha venido inmediatamente a la mente: la César. Dos hermanos de origen italiano, César y Alex Cardini, en su restaurante italiano Cesar’s Place: cuentan que fue Alex quien la inventó la salsa que lanzó la ensalada al estrellato, y la bautizó con el nombre de su hermano. En 1948, César Cardini la patentó y registró a su nombre. ¿Su origen? Casual, surgió de elaborar una ensalada rápida con alimentos que tenían en la cocina: lechuga romana, anchoas, picatostes y ajo. La receta original, nunca incluyó la pechuga de pollo.

¿Te apasionan los años 20? ¿Te gustaría revivir lo mejor de esa década? Súbete a nuestra máquina del tiempo, tenemos una gran sorpresa que pronto te desvelaremos. Mientras tanto, acércate al BonaVida y pide a nuestro bartender, Simone Guido, que te prepare alguno de los cocktails que marcaron esa época: ¡sentirás tu paladar danzar!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *