El Palau de la Música Catalana, una joya en el centro de Barcelona

Ya te hemos comentado alguna vez que somos muy fans de la arquitectura modernista, un estilo casi exclusivo de Cataluña, incluso Bonavida se encuentra en un edificio modernista. Así, no te extrañará saber que hay un edificio que nos encanta, y que se encuentra a cinco minutos andando de Bonavida: el Palau de la Música Catalana.

Su historia se remonta a principios del siglo XX, y es curioso cómo pudo llegar a construirse gracias a la contribución económica popular.

Era la sede del Orfeó Català, y en 1905 se convirtió en una realidad muy deseada por los vecinos de Barcelona.

Es un edificio único, y por ello, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1997.

El arquitecto al que se le encargó la obra fue Lluis Domenech y Montaner, nacido en Barcelona y creador también del impresionante Hospital de Sant Pau de la ciudad Condal.

Fue uno de los principales exponentes del modernismo catalán, y ha dejado su huella en una ciudad, con edificios como la Casa Fuster o el Castillo de los Tres Dragones (actual museo de Zoología).

El Palau de la Música Catalana es un edificio con una estructura central metálica recubierta de vidrio, que permite el paso de la luz natural. En el exterior, hay una gran mezcla de artes y objetos decorativos, mucho de ellos relacionados con la música.

palau de la música

Todo el conjunto del Palau, interior, exterior, escenario y platea, crean una armonía trenzada con los elementos típicos del modernismo, como la cerámica y el vidrio.

La Sala de Conciertos tiene una acústica que, según cientos de artistas que han tenido el privilegio de tocar en ella, es una de las mejores del mundo.

Cuenta además, con otra sala de menor formato, el Petit Palau, un pequeño auditorio inaugurado en 2004, ideal para conciertos de cámara.

En el Palau de la Música Catalana han tenido lugar algunos de los estrenos más importantes de la historia, como el del Concierto de Aranjuez, del Maestro Rodrigo en 1940, o Psyché de Manuel de Falla en 1925.

palau de la música

Hoy en día, sigue siendo uno de los mejores lugares donde escuchar música en Barcelona. Sigue siendo la sede del Orfeó y acoge conciertos de los artistas internacionales más destacados.

Además, para los amantes de la arquitectura, el Palau organiza visitas guiadas cada día de la semana, con una duración de 55 minutos, para descubrir todos los secretos de esta joya modernista.

Tras la visita, sólo podemos recomendarte que camines hasta la calle Caspe, y disfrutes de unas tapas y un cóctel en Bonavida, mientras respiras el ambiente Modernista de la ciudad.

¡Te esperamos, como siempre, en Bonavida!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *