Steak Tartar

Steak Tartar: un origen lejano

A los que nos encanta la carne, la buena carne, sabemos que como mejor se aprecia es con una buena receta de steak tartar: carne cruda pero llena de matices de sabor, melosa, jugosa y deliciosa. Una delicatessen de nuestra gastronomía que no puede ser más sencilla de preparar.

Del steak tartar cuentan dos orígenes: el menos glamuroso lo enclava en los guerreros tártaros, en el s.XVII, que para eliminar la sangre de la carne la sazonaban de un lado y la colocaban bajo la silla de montar. Dos horas después, se repetía la operación limpiando la carne y aplicando la sal por el otro lado. Este rudimentario procedimiento no lo hace especialmente apetitoso, pero también se especula que el origen se enclava en la Polinesia francesa, que ya en el s.XVII tenían muy arraigada la costumbre de consumir carnes y pescados crudos.

Este sabroso plato es ya uno de los platos tradicionales de nuestra cultura, y curiosamente, ya se menciona en el “Libro de Viajes” de Marco Polo, donde describe que la población pobre de Caragian come la carne cruda a bocados, y los nobles, picada y sazonada, pero cruda.

Pero sin duda es la receta, tal cual la cita Jules Verne en su “Miguel Strogonoff” (1875), la que más ha popularizado el steak tartar en Occidente. Y éste es el origen más aceptado, hasta el punto que el mítico restaurante Jules Verne, en la Tour Eiffel, lleva décadas manteniendo este plato en su carta como estandarte de su oferta gastronómica.

Más sencillo (y delicioso), imposible: solomillo picado (a cuchillo), pepinillos, alcaparras, zumo de limón, perejil, pimiento, salsa Worcestershire, mostaza y huevo crudo. Si nos planteamos qué comer en verano, lo tenemos claro: un suculento steak tartar, y te aseguramos que el que preparamos en BonaVida, dejará tu paladar carnívoro boquiabierto. Esta estrella de nuestra carta eclipsará los que has probado hasta la fecha… ¡Es una amenaza!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *