¿Conoces la historia del steak tartar?

El steak tartar es uno de los platos más de moda actualmente.

Si bien su historia se remonta al siglo XIV, en los últimos tres años ha vivido una explosión de éxito, y todo buen restaurante tiene su receta especial de steak tartar.

El steak tartar es un plato elaborado con carne de ternera muy picada y cruda. Se prepara con salsa Worcestershire, pimienta negra y alcaparras.

Nuestra receta se convierte en un manjar cuando le añadimos el exquisito huevo de codorniz.

La primera referencia histórica al steak tartar se encuentra en El Libro de los Viajes, de Marco Polo. Allí, ya hace referencia a que los nobles preparaban carne cruda con especias y salsa de ajos.

Su procedencia es incierta, habiendo teorías que la localizan en la Polinesia o en Mongolia.

Una de las más habituales es la que dice que esta era la forma en la que los jinetes tártaros (de Mongolia) comían la carne, tras macerarla debajo de la silla de sus caballos mientras cabalgaban.

También en Alemania, en el siglo XV, se preparaba la carne de vaca de esta forma, receta que poco a poco fueron perfeccionando hasta crear la hamburguesa.

steak tartar

Esta receta se hizo mundialmente famosa en 1875, cuando Julio Verne escribió sobre ella en su novela Miguel Strogoff.

Este delicioso plato cuenta con numerosos aficionados, que no se resisten a los encantos de una buena carne cortada a cuchillo.

En Bonavida podrás encontrar unos de los tartares más deliciosos de Barcelona.

Lo preparamos con carne de buey, cortada cuidadosamente a cuchillo, y va acompañado de pan tostado y huevo de codorniz.

Nuestro tartar marida muy bien con vino tinto, pero si eres de más de cerveza también es una estupenda opción.

¿Has probado ya el tartar de buey de Bonavida? Si todavía no has degustado uno de los platos estrellas de nuestra carta, no dejes pasar más el tiempo.

steak tartar

Reserva una mesa llamando al 933 020 960, y disfruta de un plato con una larga historia y un gran futuro por delante.

¡Te esperamos en Bonavida!

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *