cocktails años 20

Time Machine: ¡Bienvenido a los años 20!

Los años 20 del siglo XX fueron años de luces y sombras: en Europa, los ecos de la destrucción, con sus potencias endeudadas y una Alemania hundida por causa de la Primera Guerra Mundial. Y las luces, el floreciente Estados Unidos. Ése país es, en buena parte, el actor de la mayoría de hechos que se recuerdan de esa época.

El charlestón y el jazz entre la clase pudiente, el blues en la América negra, y ríos de alcohol y descontrol: los locos años 20. Del conflicto bélico mundial, Estados Unidos salió reforzado: no sólo Europa entera le debía, sino que al estar estos países desmantelados, se convirtió en un país proveedor de prácticamente todo. Invirtió energía, recursos y mentes brillantes en desarrollar innovación técnica, que a su vez disminuían costes y aumentaba la producción. La tasa de paro fue la más baja de la historia moderna de esta nación: se construyeron rascacielos, la industria adoptó la cadena de montaje inventada por Ford y nació el consumismo gracias a la posibilidad de poder comprar teléfonos, automóviles y electrodomésticos a plazos.

Todo el mundo acudía a Broadway a disfrutar de los musicales de temática alegre y libertina, la vida era una fiesta, y el cine empezaba a despegar con Fritz Lang (Metropolis), Charlie Chaplin (La quimera del oro), Lon Chaney ¡e incluso Mickey Mouse! También nace la televisión, a la vez que muere el latin lover Rodolfo Valentino.

cocktails años 20

Ernest Hemingway o Scott Fitzerald dan un vuelco a la literatura, ahondando en el espíritu del hombre moderno, con un cierto hastío existencial, haciendo retratos robot de una sociedad que acudía en masa a los speakeasies para abandonarse al disfrute de los cocktails y la música. Aunque este panorama no parezca reflejarlo, la Ley Seca estaba en plena vigencia, y la mafia era la dueña de las calles.

A esta época le debemos la invención de cócteles que ahora son clásicos, como el Tom Collins, el Bloody Mary, el Daiquiri, el Negroni, el Mint Julep, el Whisky Sour, el White Lady o el Sidecar. En BonaVida queremos rendir homenaje a esta década llena de contradicciones, con una carta basada en estos clásico de la Ley Seca. Os invitamos a descubrir estas maravillas de la coctelería moderna, preparadas por nuestro bartender World Class Simone Guido.

¡Adéntrate con nosotros a nuestra particular máquina del tiempo! Dadle al play, y empezad a viajar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *