Vive la Diada de Sant Jordi en Barcelona

Cuenta la leyenda, nacida en el siglo IX, que en la época en que fieros dragones arrasaban la Tierra, vivió un valiente caballero llamado San Jordi. Como es natural, nuestro héroe tuvo que enfrentar al peor de todos los dragones para salvar a la hermosa princesa, quien al instante se enamoró de su salvador. Poco tiempo después se casaron y vivieron felices para siempre.

¿Y qué ocurrió con el dragón? Al ser herido por la espada del protagonista, se convirtió en un rosal inagotable del que siguen brotando, como de una fuente, las más bellas rosas rojas. El valiente caballero regaló la primera de esas flores a la princesa. Cada primavera, el 23 de abril, Barcelona te invita a celebrar este triunfo del amor con una fiesta singular de libros y rosas: la fiesta de Sant Jordi, que desde el siglo XV es patrón de Cataluña y de los enamorados.

Para hacer más relevante el acontecimiento, el 23 de abril es el Día Internacional del Libro. La fecha se relaciona con el día del fallecimiento de Cervantes y con el del nacimiento y la muerte de Shakespeare.

Tres buenas razones para vivir la tradición del Sant Jordi

  • Es un evento único en el mundo: tan sencilla como efectiva, su fórmula, al celebrar simultáneamente el día del libro y el de los enamorados, promueve la lectura a la vez que el romanticismo. El 23 de abril es también un homenaje al amor filial y a la amistad, y regalamos lo que nos causa inspiración -rosas o libros- a las personas que estimamos. Hoy en día, la edad es un asunto secundario en este intercambio de afecto.
  • Es un gran espectáculo digno de compartir: ese día, millones de personas en busca de millones de rosas y de millones de libros llenan el corazón de Barcelona, que se convierte en un rosal perlado de encuadernaciones. Todos se mueven ese día, toda «la claridad viene del cielo», «es un don», y la magia no cesa de estar en el aire. Cientos de paradas oficiales de rosas y de libros se despliegan por las Ramblas, el paseo de Sant Joan, el paseo de Gracia y Rambla de Cataluña. Muchos comercios de esos géneros tienen ese día más ventas que cualquier otro del año. La experiencia se reinventa cada año gracias a las novedades editoriales y a los autores consagrados firmando sus obras por doquier.
  • No todo son libros y rosas: al olor de la tinta fresca y al aroma del rosal se unen en lugares clave como el Paseo de Gracia, con la maravillosa ambientación de los talleres, actos literarios, recitales y, en un extremo más lúdico, los legendarios castellers y los bailes típicos de las sardanas. Dejarse envolver es fácil en el ambiente festivo que invade la Ciudad Condal en este día al que muchos consideran el más bonito del año. ¡Y recuerda! No dejes de visitar la imponente Casa Batlló, que en este día se viste de rojo pasión para convertirse en el centro de todas las miradas de locales y turistas. Y para acabar el recorrido, que no falte la parada de rigor en calle Casp para disfrutar de unos deliciosos cocktails en Bonavida.

 

FOTO DANNY CAMINAL

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *